En ocasiones se hace cuesta arriba entender y hasta cierto punto aceptar actitudes y conductas de niños difíciles, así como de adolescentes a los cuales no sabemos cómo tratar o cómo acceder a ellos.Para estos casos se hace necesario negociar. Hacer tratos es importante pues con esto enseñamos a nuestros hijos a entender que la vida es una constante transacción, en la que en ocasiones “nos salimos con las nuestras”, pero en otras, simplemente negociamos.

Aquí les dejo con una lista de las cosas que más molestan a sus hijos, según un estudio realizado para tales fines:

  • Criticar a sus hijos delante de sus amigos.
  • Pedirle a sus hijos que hagan de acompañantes.
  • Merodear cerca de sus hijos cuando sus amigos acuden a visitarles.
  • Olvidar los nombres de los amigos de sus hijos, o confundir a un amigo con otro.
  • Invadir la privacidad de sus hijos entrando sin llamar en sus habitaciones, o inspeccionando cosas de ellos mientras no están.
  • Hacerles a los amigos de sus hijos preguntas personas (acerca de sus progenitores y sus empleos o posesiones).
  • Ignorar a sus hijos cuando los amigos de usted acuden de visita.
  • Preguntar las mismas cosas acerca de la escuela en más de una ocasión en el término de una hora.
  • Hacer comentarios críticos acerca de los gustos de sus hijos.
  • Darle lata a sus hijos con que deberían dormir más y exigirles a la vez que hagan más deberes.

Existen muchas más, cada caso es particular, pero en la mayoría de estos, estas son quejas comunes. Es importante saber cual sería la lista de sus hijos.