La meditación es una mente que está en el ahora, en calma, en un viaje hacia el interior.

En la meditación tu mente está alerta, y todos los demás órganos están en un descanso profundo.

meditacion - susana wise

Para meditar, solo tienes que dejar ir, soltar y dejarte llevar. En la meditación las preocupaciones y tormentos no tienen cabida, porque esta importante práctica se trata de aceptar el momento, y vivirlo a profundidad, en una relajación total.

Estudios científicos han demostrado que las técnicas de meditación pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria, el sistema inmunológico y la salud en general.

Meditar ayuda a reordenar la mente y calmar la ansiedad. Mejora la comprensión de objetivos y motivaciones y equilibra el carácter.

La meditación requiere práctica y paciencia, pero nunca esfuerzo mental o físico.

La especialista Miriam Subirana nos lleva a conocer más sobre la práctica de meditación básica a través de 6 pasos:

  1. Encontrar un lugar tranquilo y acogedor.
  2. Sentarse en el suelo con la espalda recta, pero sin tensiones, respirando hondo y manteniendo los hombros y brazos relajados.
  3. Con los ojos abiertos, elegir un punto enfrente a dejar ahí la mirada, mientras poco a poco todas las distracciones van desapareciendo.
  4. Observar los pensamientos sin juzgarlos ni retenerlos, solo observándolos.
  5. Crear pensamientos e imágenes positivas de uno mismo, visualizarlos y mantenerlos durante unos minutos.
  6. Para terminar, cerrar los ojos unos instantes creando un silencio completo.

Como todo hábito, adquirir la costumbre de practicar meditación requiere constancia, dedicación y paciencia, ya que antes de que podamos ser testigos de sus efectos a corto plazo, es necesario que pase algún tiempo.