Toda relación pasa por grandes retos, los cuales pueden dar al traste con la relación o en el mejor de los casos, fortalecerla. La verdad es que en cada relación hay una gran oportunidad de crecimiento y de reconocimiento a la vez.

Grandes Amenazas en la Relación

Reconocer el momento y la posición en la que nos encontramos como pareja, es importante a la hora de redefinir el rumbo de la relación.

Aquí les dejo tres grandes amenazas que ponen en peligro la estabilidad y bienestar de toda relación de pareja.

 

1) Dejar que las interacciones negativas anulen el flujo de la comunicación. No caigamos en ese arquetipo de querer ser madres de nuestras parejas. Los reproches y reclamos no hacen más que ponernos en una posición poco apetecible para nuestra pareja.

La brecha que se produce ante tantas descalificaciones puede hacerse tan amplia, que comienza a caber un “otro”, y ese otro puede ser “trabajo”, “actividades diversas”, “amigos”, y hasta “un tercero, un cuarto y un quinto”.

Ahí es donde nos retiramos emocionalmente, llevándonos nuestra energía a otro lugar.

 

2) Dejar que el apego suprima la autenticidad en la relación. Cuando hay apego no puede tener cabida el amor, y muchas veces, por ese apego, dejamos de ser auténticos, por los distintos tipos de miedos que nos acosan; miedo al abandono, miedo al rechazo, miedo a la soledad y hasta por llevar las cosas en paz.

Cuando nos trasformamos por complacer al otro, dejamos de ser un sujeto para convertirnos en objeto.

 

3) Permitir los incidentes que rompen la confianza. Esta es una gran amenaza que pone en juego la más estable de las relaciones. Descubrir mentiras, ocultar verdades, son elementos que quiebran la relación.

Siempre he dicho que la confianza sube en escaleras de caracol y baja en ascensor último modelo. Y superar la crisis va a depender de ambos, tanto del agraviado como del agraviante. Ambos tienen que comprometerse y asumir su parte, de lo contrario entrarían en el círculo del dolor que va matando lenta y sigilosamente todo indicio de amor.