El Dr. Dyer, en su libro “Tus zonas erróneas” expone, con mucha coherencia y sentido, el tema de la ira.

la ira - susana wise

Aquí les traigo algunos de los rostros con se presenta la ira:

 

  • La agresión verbal o el ridiculizar a otros.
  • Violencia física, pegar, patear, golpear objetos o gente.
  • Decir cosas como “El me enfurece” o “realmente tú me das mucha rabia”. En estos casos tú optas por permitir que el comportamiento de otra persona te haga infeliz.
  • Usar frases como “lo mato” o “lo deshago” o “hay que destruir a la oposición”. Puede que pienses que esos son sólo decires, expresiones, pero en realidad lo que hacen es alentar la violencia y la ira y hacerla aceptable.
  • Pataletas de rabia. Esta no es sólo una manera muy común de expresar la ira sino que a menudo sirve para que el rabioso consiga lo que quiere.
  • El sarcasmo, el ridículo y el tratamiento del silencio. Estas expresiones de ira pueden ser tan perjudiciales y dañinas como la violencia física.

 

Te invito a escuchar el podcast, donde podrás encontrar estrategias para reemplazar la ira.

La ira se entromete en nuestro camino. No es beneficiosa para nada. Olvídate de los demás, haz por tu cuenta tus propias elecciones y no permitas que éstas estén empeñadas por la ira.