“Si el ser humano desea vivir plenamente en todos los ámbitos de su existencia, necesita una transformación que le permita mantener una alerta consciente en cada momento de su vida. Para nosotros, habitualmente, la vida es todo aquello que nos perdemos mientras estamos haciendo planes para el futuro. Se puede recuperar un estado natural de felicidad apreciando cada instante como el primero, el único y eventualmente, el último. Esta muy antigua y sabia estrategia es la práctica de la atención plena, que nos permite observarnos interiormente y reflexionar sobre los aspectos que no asumimos con atención y que nos conducen a un estado de estrés e insatisfacción”.

Jon Kabat-Zinn

EL CAMINO DE LA ATENCION PLENA

Practicar la atención es ser consciente momento a momento. Esta se cultiva de forma simple, prestando atención a las cosas a las que ordinariamente les negamos un momento de reflexión. Es un enfoque sistemático para desarrollar nuevas formas de comprensión, sabiduría y transformación en nuestra vida.

El experimentarlo desde un estado de atención intencionada, calmada y despierta, sostenida y sin juicio, desencadena un proceso de transformación interior que desarrolla la comprensión y la sabiduría.

Esta práctica tiene dos características importantes que la definen:

  1. Vivir en el momento presente.
  2. Aceptación. Estar abierto a las diversas experiencias que se presenten en el camino.

 

Actitudes de fondo importantes:

-No juzgar

-Paciencia

-Mente de principiante

-Confianza

-Aceptar

-Soltar