Hay diferencias muy obvias en el ámbito cotidiano como por ejemplo:
Las niñas, además de empezar a hablar antes que los niños, a la edad de tres años tienen el doble de vocabulario que un niño de la misma edad y las palabras que pronuncian son 100% comprensibles.

mujeres que hablan mucho


Los hombres tienen una tendencia a decir las cosas entre dientes y a no vocalizar. Suelen utilizar muletillas como “um” “ah” y “entonces” durante el transcurso de una conversación.
Cuando de ver la televisión se trata, los hombres o ven la televisión o hablan; las mujeres pueden hacer ambas cosas a la vez.