¿Cuál es la función de los huesos? Estructura, estabilidad, solidez, apoyo y protección gracias a huesos como el esternón, la caja craneal y las costillas. Satisfacer las necesidades se traduce a estar respaldado, activo, existir, saberse defender, tener fuerza, solidez inquebrantable, orgullo, y representa incluso el éxito.

dolor-en-la-rodilla

Cuando no satisfacemos esas necesidades entonces se traduce a “No tengo valor”, desvalorización.

Los huesos son la parte más resistente de nuestro cuerpo, alrededor de ellos se construye todo, todo reposa, todo se apoya.

Simbólicamente las rodillas se consideran la puerta de la aceptación, de la rendición y de la sumisión. Representan la flexibilidad, el orgullo, la modestia y la humildad. Arrodillarnos es una manifestación de humildad, de subordinación a las leyes de la vida, mientras que no querer doblegar las rodillas indica una actitud orgullosa, inflexible. Estas representan nuestra capacidad de ceder, de soltar o de retroceder para conseguir nuestro objetivo.

Rodilla derecha: Yo he querido irme, he deseado irme… pero no he podido.

Rodilla izquierda: Yo me he ido, pero siento haberme marchado.

Mesetas tibiales: Simbólicamente es la justicia. Puedo, o no puedo.

Al tomar conciencia podemos cambiar nuestra percepción. El primer paso consiste en cambiar nuestros pensamientos sobre los diversos acontecimientos.

Desde la Bioneuroemoción trabajamos con todos estos conflictos biológicos para que la persona busque internamente, dónde se originó el conflicto y lo que lo desencadenó. Así es como llegamos a la solución sin que el cuerpo tenga que intervenir.