Para el buen funcionamiento de una familia, siempre se necesitan reglas, estas dan seguridad al niño.

Las reglas deben ser establecidas de acuerdo con la edad del niño, y deben corresponder ante todo a sus necesidades.