¿Quién no se ha encontrado en su vida con situaciones difíciles?

¿Quién no ha llorado por una traición?

¿Quién no ha creído agotar todos sus recursos, tocando fondo?

¿Quién no ha sufrido por amor?

Resiliencia

Sin embargo, todos reaccionamos de manera diferente a cada reto que nos presenta la vida. Y es que ante una misma situación, todos reaccionamos diferentes.

De cada uno de nosotros depende asumir cada herida como una excusa para justificar nuestras derrotas, o un reto para transformar nuestras vidas.

Y de eso se trata la resiliencia, de transformar el dolor y trascenderlo, de ser feliz a pesar de las heridas que llevamos en el alma.