De acuerdo a John Maxwell, una de las leyes indispensables del crecimiento es la ley de la compensación, y hoy quiero compartir puntos importantes a tomar en cuenta dado que para poder crecer hay que ceder, renunciar, soltar y arriesgarse.

Para crecer hay que ceder

Definitivamente, para poder dar paso a algo mejor, tenemos, muchas veces, que atrevernos a soltar la “seguridad” con la que contamos.

El autor Denis Waitley dijo: “Una señal de sabiduría y de madurez es cuando uno acepta la comprensión de que sus decisiones causan sus recompensas y consecuencias. Usted es responsable de su vida, y su éxito definitivo depende de las decisiones que tome”.

A continuación un listado de cómo aplicar dicha ley, muy bien explicada por dicho autor:

  • Estoy dispuesto a ceder la seguridad económica hoy a cambio de potencial mañana.
  • Estoy dispuesto a ceder la gratificación inmediata a cambio de crecimiento personal.
  • Estoy dispuesto a ceder la vida rápida a cambio de la buena vida.
  • Estoy dispuesto a ceder seguridad a cambio de significado.
  • Estoy dispuesto a ceder suma a cambio de multiplicación.