Buenos días Dra., soy una mujer con muchos años de casada con hijos y desde hace unos meses estoy teniendo un romance con un hombre igualmente casado y menor que yo, empezamos este romance hace unos 8 meses y pasamos tres meses inseparables nos veíamos todos los días, nos íbamos juntos, hablábamos muchísimo de todo, nos enviábamos mensajes a cada instante, realmente nos hicimos inseparables, este hombre se convirtió en alguien muy especial para mi, se convirtió en una relación muy bella, aunque no hemos pasado mas allá de los besos y abrazos.

Para mí se convirtió en una relación muy especial, en un romance, pero con el correr de los meses y nuestras actividades nos fuimos distanciando, pero sin terminar este romance, hablábamos menos y nos veíamos poco, pero seguíamos en contacto, un par de veces trate de terminar con él pero no me lo permitió y sinceramente yo tampoco quería, esa es la cruel realidad.

No hemos tenido relaciones sexuales, nuestra situación para encontrarnos es muy complicada, pero tarde o temprano esto va a pasar, no se que hacer con esto,  sabemos que esto no va a llegar a mayores, no tenemos intención de dejar a nuestras familias, y no se como terminar esta relación que me tiene muy angustiada, atada y de alguna manera esperanzada, estoy muy apegada a este hombre.

Mi relación matrimonial es buena no tengo quejas de mi esposo y no se que hacer con esta relación, no se como terminarla, aunque me causa angustia tenerla, mas angustia me causa terminarla. Me siento atada a este hombre, nuestra relación se limita a un par de mensajes por semana y nos vemos una que otra vez cada quince días y solo de lejos, la oportunidad de estar a solas es casi nula entre nosotros, yo digo que esta relación es rara y platónica, pues no compartimos mucho ahora.

Dra. no sé que hacer, quiero terminar con esto por que sé que no esta bien, pero no puedo hacerlo, me siento muy apegada y parecerá tonto pero tengo la esperanza que volvamos hacer lo que éramos en los primero días, pero realmente quiero terminar con esto, esta angustia me esta matando, por favor ayúdeme…
Hola,

Estan jugando con fuego, y las alguien (cuando no todos) saldrá quemado. Es importante analizar la situación de cada uno de los implicados, las consecuencias que puede traer a las dos familias y el sabor amargo y lágrimas de sangre que traerá consigo. Toma una libreta y anota los pro y los contra de esta relación. Te haré ciertos recordatorios que podrían ayudarte a fortalecer tu decisión de no seguir arriesgándolo todo por nada. Las relaciones prohibidas son altamente atractivas porque el placer que generan es muy concentrado, penetrante y adictivo, pero no es la realidad que van a enfrentar si llegaran a vivir juntos. Esta adicción va a ir echando raíces, lo que significa que cada día irán necesitando mas tiempo, mas espacio, mas cosas juntas y a medida que la necesidad de estar juntos aumenta, se apegan mas al placer, perdiendo la óptica de la realidad, y acercándose cada vez mas a la posibilidad de ser descubiertos, lo que sería el comienzo de una guerra sin cuartel, en donde los sentimientos de culpa, de rabia, resentimiento, desconfianza y deslealtad harán añicos sus vidas y las de sus respectivas familias. Por ultimo, te pregunto, estás preparada para pagar el costo social y afectivo que esto conlleva? Todavía estas a tiempo de rehacer tu vida con tu esposo, quien como bien dices, es un gran hombre, si crees que todavía sientes amor por él y que vale la pena la inversión, invierte en tiempo y energía y llena ese banco emocional que en estos momentos está en quiebra. Bendiciones!
Susana W.